3.1.11

Desde las cenizas me levanto,
con mi cabello rojo
y devoro hombres como el aire.


Sylvia Plath
























Y vendrán los años.
No alterarán su melodrama
apresurado por la tinta
nos caerá sobre el recuerdo
el tiempo.













La melancolía,
planicie de silencio,
será un atajo
para llegar puntuales y desnudos
al encuentro gozoso,
al
extravío.











Soy la casa que habitas,
inmensa línea indivisible.
Las palabras resuenan en el vacío
donde pudimos no encontrarnos.










Ansiedad que envuelve mi vientre,
festival sin orquesta.
Soy
tu búsqueda
tu nictálope.











Danza nocturna
convierte mi cuerpo en quimera
ciudad–vientre
de semáforos clandestinos.









He recorrido innumerables puentes
ahí donde soy en cada hombre
imagen que se alarga entre los muros.










No es inútil la rebelión de tus labios
ni de mis senos que atraviesan el olvido,
no eres tú el que limpia
esta confusión de lenguas que te nombra;
es la evocación del regreso,
un cuerpo habitando en mi cuerpo.
La ciudad no eras tú.









¿Cuánto se pierde al caer la tarde?
¿Cuánto de este horizonte
que apunta a la nostalgia?









Más allá del tacto
y las palabras,
la convulsión de nuestros cuerpos
es una ráfaga de luz.
Réquiem en sol y desolado,
nos enseña a amar la afonía.
Aquí el dolor es un atajo.









Un vaho me suprime
en las cuatro esquinas
de la ciudad que habito,
espejo quebrado.

La ciudad que habito
no tiene calendarios;
aquí todos los días son domingo,
no hay nada que la salve.

Es el alfiler utilizado en el embrujo,
espina sangrante,
llaga presionada.
Toda complicidad termina en la ciudad que habito.

No necesita planos,
a falta de relieves
y sobresaltos.

Todos los meses son Julio
y el total de sus noches el invierno.










Contienda en el ocaso


7:45 p.m.
Abres los párpados
para el inicio de la fiesta.
La ciudad, batalla vespertina.
No soy más,
sólo una mujer
que pronuncias
y arde.


7:50 p.m.
A tu altura
un vacío nos habita.
Cae la nostalgia
y tus letras se estrellan contra el muro.
No soy más,
sólo una mujer que habita
este lugar herido por un río.


7:55 p.m.
Bajo el intenso funeral cotidiano,
un beso resiste a la muerte,
puente de mis días posteriores.
No soy más,
sólo una mujer que zarpa
en el barco puntual del asesino.

8:00 p.m
La reina y su festín de gala,
tirana, vencedora,
corte sombría que nos invade,
mirada en desapego.
No soy más. Sólo una mujer que observa
cómo se incendia el horizonte.









Salgo de tu boca para adentrarme en tus ojos.
Somos un mismo signo bajo el agua.
Somos este viento del sur que rompe olas.









Miércoles de ceniza
Imperiosas lágrimas derramo
y la habitación arde.









Es aquí donde me vuelvo
para convertirme en estatua.



7 comentarios:

Xion dijo...

Waaaaaaaaaaaaaaaaaaa~!!! Profe, me asombra muxo d dond llega a sacar todos estos bellos textos... TwT No ahy duda, kda vez me gusta más la lectura~!!! :D
Profe, siga así, por favor~!!! -^^-
El primero me recordó muxo a una experiencia q tuve hace muxo tiempo... *suspiro*.... Hermoso y doloroso... Waaaa~... Muxas gracias, Profe Matza, la kiero muxo, cuidac y avicme cuando publique más~!!! XD Kiero leer~!!! -^^-

~ Xion Kasami ~
* Miriam Yamasaki *

Anónimo dijo...

Qué tal, MAtza:

Soy Félix Treviño, miembro del comité organizador del IV Encuentro Nacional de Escritores Jóvenes. Me gustaría invitarte a participar. He intentado contactarte por distintos medios, pero no me ha sido posible. Por favor, escríbeme a: xilef_@hotmail.com para poder explicarte los detalles.

Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

Qué tal, Matza:

Soy Félix Treviño, miembro del comité organizador del IV Encuentro Nacional de Escritores Jóvenes. Me gustaría invitarte a participar. He intentado contactarte por distintos medios, pero no me ha sido posible. Por favor, escríbeme a: xilef_@hotmail.com para poder explicarte los detalles.

Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

atajos... Sostiene el espejo en que nos miramos todos, a la vez, con una franca presiciòn. Bien chiquilla,exelente.

Renzo dijo...

Saludos Matza, soy Renzo Emanuel Amaya, coordinador y fundador del Club Literario EL TINTERO y me gustaría invitarte a formar parte de este proyecto dedicado a escritores underground e independientes. Nos reunimos los Domingos a las 11 de la mañana en las afueras del Museo Regional (a un costado del Teatro Emilio Rabasa) en las instalaciones del Tianguis Cultural LA LOCOMOTORA, el proyecto está en crecimiento acaban de incorporarse a nosotros las editoriales Sophia y Espantapájaros, si algún día te animas a visitarnos te esperamos para conocer mas de tí, tu carrera y tus obras. Gusto en saludarte que tengas buen día.

Matza Maranto dijo...

Renzo:

¿Cómo estás? ¿Tienes algún número dónde localizarte?

Matza Maranto dijo...

Renzo:

¿Cómo estás? ¿Tienes algún número dónde localizarte?